Me animo el pasado sábado 6 de octubre a sumarme a un trip de dos días organizado por CAMPING 507 llamado Cuentos de Flor del Aire, consistía en una acampada en Rickys Camping Place un terreno privado en el pueblo del Valle en la provincia de Cocle en Panama, a la noche pernoctar en nuestras tiendas de campaña y la mañana siguiente escalar la India Dormida, no por la ruta habitual, nos fuimos por otra, que nos llevaba de escala directamente a la cruz que está a poco más de medio camino de escalada y que en el paso dimos con una pequeña cueva utilizada como escondite por nada menos que Victoriano Lorenzo, en su inicio esta escalada pasa por una espesa selva para salir poco después al descampado y exponernos al sol, por suerte para nosotros la primera parte de la escalada estuvo nublado por lo que no sufrimos los rigores de este, aun así la escalada es bastante larga y en algunas parte algo empinada.

 

 

Para alguien como yo, no con las mejores condiciones físicas y flojo para las alturas, este represento un reto por partes, por lo que procuraba adelantarme un tanto del grupo para no ralentizarlos y que se notaran menos mis frecuentes paradas para descansar, al terminar la parte inicial del asenso me topo con una vista que te quita el aliento, un extenso valle, bañado por el sol, con una que otra nube, sendas montañas que creaban el perfecto marco al pueblo que yacía en su fondo, se notaba muy bien la olla que forma el dormido volcán sobre el que llave el pueblo y cuya formación ígnea da pie a muchos pozos termales del área, además de la hermosa vista del pueblo, se podía observar tan lejos como Penonomé y su característico parque eólico, algunos otros pueblos en Cocle e incluso, las playas.

En lo que recorríamos las diferentes cimas que conforman la Anatomía de la India Dómida nuestro guía además de explicarlos las particularidades geológicas del área, nos relataba, una que otra historia pintoresca del lugar y algunos detalles interesantes de la vida en el área, de cómo se siembra mandarinas y lo difícil que es sacarlas del área de cosecha para su comercialización, al llegar a la cabeza de la india empezamos nuestro periplo cuesta abajo, justo por el mismo camino que la mayoría toma para subir la india, nuestro guía nos explica que escogió esta inusual ruta para que pudiéramos ver y apreciar más la belleza del lugar desde el inicio y que quedara para el final un largo trecho de bajada rodeado completamente de árboles y como fruta del pastel pues terminar bañándonos en un rio.

Casi a medio camino de bajada nos topamos con unos residentes del área con una improvisada estacion de descanso, donde compraron naranjas que además de deliciosas estaban muy jugosas.

btf

Ya casi al final nos topamos con la Piedra Pintada y sus petroglifos, cabe destacar que el rio por el que pasamos aparte de hermoso y refrescante después de una extensa caminata es sumamente caudaloso los días de lluvia por lo que es normal que se cierre el paso a durante lluvias.

En fin el trip estuvo de lo mejor, como recomendación es siempre es bueno echar mano de uno de los muchos guías del área, aunque la via no sea muy complicada, la posibilidad de extraviarse es real, tampoco recomendaría llevar niños muy pequeños ya que además de exigente, el trip, algunas partes por su inclinación podrían resultar peligrosas, en especial en temporada lluviosa, ya bastante inseguro es el sendero por momentos ante los cascajos sueltos, como para añadirle dificultan en media de una lluvia.

La compañía fue incomparable, muchas historias se relataron por parte de personas de lo más versadas no solo en historia colonial, sino de quienes aman la naturaleza y la vida al aire libre.

como sea, si los anima un buen día de aventura que los dejara llenos de buenos recuerdos vayan al valle, eso sí lleguen temprano que al medio día se llena y estacionarse se convierte en un reto.

« 1 of 5 »

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *